Un buen detalle a invitados de boda

Nuestra pequeña empresa de mermeladas artesanales es como una familia donde clientes y seguidores son nuestros amigos. Por eso nos alegra mucho cuando alguien nos cuenta que ha agasajado a sus invitados con platos preparados con mermeladas y confituras nuestras o nos las pide en surtido para obsequiar a un amigo especial. O cuando unos novios eligen nuestras mermeladas para ofrecerlas como detallito a los invitados de su boda...

En este mes de octubre se ha casado Miriam, una mujer de Arcos de la Frontera que desde hace años vive y trabaja en Cataluña. Su marido también es del Sur, de Priego de Córdoba. Y se les ocurrió ofrecer a los invitados de su boda una preciosa y original idea: un producto de la tierra de origen de cada uno de ellos y otro de aquella que les acoge. Nos conoció buscando por la red y de los productos hechos en Arcos, Miriam eligió los de Mermeladas Artesanas de Cañá de Arriero.




Se decidió por dos de nuestras confituras: la Marmalade de Naranja Agria y la Confitura de Calabacín y Miel. De la tierra cordobesa, aceite de oliva y de Cataluña, ratafia, licor típico de nueces y especias aromáticas, todo en cantidad suficiente para más de una degustación. Los invitados de su boda lo recibieron dentro del original envoltorio que ves en la imagen, junto con una foto enmarcada de los novios, un puro habano y otros detalles para todos y quedaron encantados. ¡Yo también lo estaría! ¡Qué suerte, qué buen regalo!

Miriam ya es de nuestra familia de amigos. Preparando este obsequio hemos hablado muchas veces y nació una cordial relación. Es uno de los aspectos más bonitos de mi trabajo.

Comentarios