El otoño en la fábrica

A final de agosto hicimos la Confitura de Higo, Uva y Manzana, en poca cantidad pues los higos se terminaron antes de que pudiéramos continuar.

En septiembre, como siempre, el Dulce de Manzana y en octubre, el Dulce de Membrillo y la Jalea de Membrillo. He vuelto a modificar un poco el formato de los envases de estas especialidades. Los Dulces van a ir solo en los tarros de 225g, como al principio, y la Jalea solo en el de 150g.





El Dulce de Membrillo ya lo ves en la foto, recién hecho, a punto de ser envasado uno de los lotes. ¡Buenísimo!

La Jalea de Membrillo, como ya sabes, es complicada de conseguir. El que cuaje como jalea depende de la pectina que contengan los membrillos. Si contienen poca, lo que resulta es lo que yo llamo "jalea miel", que es buena para guisar platos de carne, por ejemplo, como fondo de aspic o para bañar bizcochos y cremas de queso.

Ahora voy a estar un par de semanas sin elaborar, preparando recetas, y después haré el Dulce de Batata y Canela y los Higos al Coñac de este año.

Aun en septiembre seguimos recogiendo tomates y pimientos de nuestro huerto, con los que elaboré los últimos lotes de Mermelada de Tomate y Confitura de Pimiento y Tomate. A estas fechas el huerto ya está levantado y limpio, a la espera de la próxima siembra.

Comentarios